BigProfiles

Operadores expertos en prácticas complejas: cómo la Inteligencia Artificial puede marcar la diferencia en las campañas de Phone Collection

Condividi
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Las campañas de Phone Collection son muy complejas y deben tener en cuenta diversas variables que si no se abordan de la forma adecuada, pueden impedir o ralentizar la consecución de los objetivos marcados.

 

Las prácticas no son todas iguales, encontramos en ellas deudores «espontáneos«,  es decir aquellos que  pagarán espontáneamente, pero también encontramos prácticas más complejas, que necesitan mayor atención y para las que una simple llamada no es suficiente para recuperar la deuda. Muy a menudo, especialmente en aquellas prácticas donde se tratan sumas importantes de recuperación es necesario recurrir a un operador con una buena experiencia capaz de manejar la situación de la mejor manera.

 

Normalmente las listas de morosos son divididas y repartidas de forma aleatoria a los operadores esto tiene como resultado que muchas de las prácticas más complicadas caigan en manos de operadores inexpertos, comprometiendo de esta forma el proceso de recuperación.

 

Las empresas de recobros necesitan obtener la mayor cantidad de recobros con el mayor valor asociado en el menor tiempo posible, por lo que es de fundamental tener la capacidad de analizar minuciosamente sus listados de deudores para conocer la propensión al recobro de cada práctica, de esta forma podrán establecer la mejor estrategia y alcanzar los objetivos más fácilmente.

 

¿Cómo es posible saber de antemano la probabilidad de recuperación asociada a cada posición?

 

Gracias a la Inteligencia Artificial, las empresas que realizan campañas de Phone Collection pueden analizar su lista de morosos y saber de antemano cuáles son las posiciones más sencillas y complejas de recuperar, así como su valor en términos económicos. De esta forma, las empresas podrán asignar las prácticas más sencillas a los operadores con menos experiencia y las prácticas más complejas a los operadores más experimentados, aumentando significativamente la tasa de recuperación y disminuyendo el tiempo de consecución de sus objetivos.

Ir arriba