BigProfiles

BigProfiles-logo

Mejora el Marketing con el Big Data y haz crecer tu empresa

IMG Credit: Wooden Hearth 

 

Con el término Big Data no solo nos referimos a una enorme cantidad de datos, sino también al aumento exponencial del volumen, velocidad, variedad, variabilidad y complejidad de la información disponible. Por lo tanto, está de más decir que adaptar nuestras campañas y enfocarnos en mejorar nuestras acciones de marketing con el Big Data puede brindarnos una ventaja competitiva muy importante: basar nuestras estrategias en aquello que podemos ver y tocar.

El Big Data representa el mayor avance para el marketing desde la invención del teléfono y el Internet. Ofrece oportunidades y nuevos paradigmas capaces de tomar el entorno que hemos conocido hasta ahora y darle un aspecto completamente diferente.

Pero como alguien dijo, con grandes poderes vienen grandes responsabilidades. Para usar el Big Data es necesario contar con las competencias adecuadas, ya que no es fácil gestionar y analizar con precisión estas grandes cantidades de datos, y poder aprovechar al máximo el potencial de lo que tenemos delante.

Big Data significa un marketing mejor

Algunos managers argumentan que los datos siempre han sido «muchos». Y en cierto modo, es cierto. Sin embargo, los datos con los que cuentan a día de hoy las empresas sobre sus consumidores ya no son los de hace 20 años. Hace veinte años hablábamos de datos sobre transacciones, respuestas a campañas de Marketing Directo y cupones. Hoy sin embargo, el horizonte es mucho más amplio: datos de compras online, porcentaje de clics, hábitos de navegación, interacciones en redes sociales, uso de dispositivos móviles, geolocalización y muchos otros «hijos» de la ola digital.

Pero ojo: contar con Big Data no significa automáticamente haber mejorado nuestro marketing. Gracias al Big Data añadiremos un ingrediente secreto a nuestras acciones, será como tener un cofre lleno de posibilidades, pero darle sustancia y aplicación no es automático.

Lo que realmente marca la diferencia es la capacidad de comprender lo que nos dicen los datos para poder tomar decisiones adecuadas con esta información. Al combinar el Big Data con una estrategia de marketing integrada, podemos conseguir un impacto en distintas áreas:

  • Consumer Engagement: dónde están los consumidores, qué quieren y cómo quieren ser contactados.
  • Detention e loyalty: El Big Data puede ayudar a descubrir cómo podemos influir en el sistema de fidelización del consumidor y hacer que vuelva a nuestro producto o servicio.
  • Optimización del marketing: la comunicación multicanal combinada con la optimización de los planes de marketing a través de pruebas, mediciones y análisis, se ve facilitada por la cantidad y calidad de nuestra base de datos disponible.

Revoluciona tu negocio

De la organización de esta ingente cantidad de datos hay principalmente tres aspectos de negocio que se pueden revolucionar:

1-   Nuestras posibilidades con los consumidores: el Big Data recopila comportamientos, actitudes, métricas de transacciones de puntos específicos como campañas, nodos de ventas, actividades del sitio web, cuestionarios, comunidades en línea y mucho más.

2-   La eficiencia del departamento de operaciones: el Big Data es el medio que nos ayuda a entender la calidad de los puntos clave de nuestra estrategia, por ejemplo a través del análisis de procesos, asignación de recursos y control presupuestario.

3-   La gestión de los aspectos financieros: la salud de una empresa se evalúa a partir de sus finanzas. Con el Big Data tenemos una forma de organizar promociones y ganancias, basándonos en datos organizados y no dejando al azar nuestras decisiones.

Los retos a los que nos enfrentamos con el Big Data

El principal problema que encuentran las empresas con el Big Data es que en muchas ocasiones no se cuenta con la capacidad para analizar los datos y alinear con confianza las estrategias y procesos que les permitan tomar “decisiones mejoradas”, gracias a nuestro ingrediente secreto:

En particular, debemos:

–     Saber qué datos recopilar: los datos están en todas partes. Estas son buenas noticias. Pero también malas, si no sabemos por dónde empezar. Más datos no significa necesariamente «mejor». Necesitamos los adecuados para nosotros.

–      Saber qué software utilizar: a medida que crece el volumen, las decisiones deben tomarse más rápido. Hay empresas que se ocupan precisamente de sacar el máximo partido a estos datos, que agregan y analizan toda la información disponible y reportan los insights relevantes para la empresa.

El Big Data es como un cofre que esconde otros tesoros a medida que profundizamos. Con los insights y el análisis podemos comenzar a profundizar, con el tiempo podremos dar más valor a lo que encontremos.

¿El primer paso para no perderse? Es centrarse en una «palabra clave». ¿Cuál es el objetivo que pretendemos alcanzar? Una vez que esto se decida, nuestra investigación sobre los datos que necesitamos, su análisis y todas las acciones para identificar serán más fáciles. Una vez completada esta primera fase, podemos pasar a la siguiente. Y poco a poco cambiar todo nuestro sistema.

Marketing con Big Data: conclusiones

Sin duda, el Big Data y el análisis de datos han cambiado el mundo en el que nos movemos. La tecnología ha creado este nuevo contexto que brinda a las empresas la capacidad de rastrear las actividades digitales de millones de personas con toneladas de nuevas técnicas que ofrecen una ventana directa a los hábitos de consumo de los usuarios.

Recolectar datos significa darle un impulso a tu negocio y estar al día, pero solo aprendiendo a analizarlos podemos obtener beneficios y tomar decisiones más conscientes. Generar y recopilar Big Data en tiempo real, los 7 días de la semana, las 24 horas del día, nos dará una idea de aquello que interesa a las personas, lo que quiere ver y, sobre todo, lo que es más probable que compre.

Big Data significa disponer de una enorme lupa sobre todas las acciones que se realizan en la red y que tienen valor para nosotros: lanzar un producto al mercado con estas premisas es tener ya muchas posibilidades de distinguirnos de los demás gracias a tener un control total de sus puntos fuertes y de las personas a las que está dedicado. Ese producto es una respuesta a una solicitud latente que finalmente pudimos leer en su totalidad, logrando el objetivo más honorable de cualquier negocio que se precie: ofrecer soluciones.

IMG CREDIT: Wooden Hearth

Condividi